¡Combate las alergias primaverales desde el origen!

¿Te pican los ojos, te gotea la nariz o estornudas frecuentemente? Estás sufriendo de nuevo las molestias de las alergias primaverales.

La alergia es un fenómeno en constante aumento desde hace más de 30 años. Actualmente, las alergias respiratorias afectan a uno de cada tres españoles. Las causas: la contaminación, el consumo excesivo de antibióticos, las predisposiciones genéticas, así como el abuso / exceso de todas las medidas de higiene….Así que, ser “demasiado limpio”, al eliminar las  bacterias malas, y también las buenas,  ¡provoca que nuestros organismos ya no sepan defenderse!

Sabemos que la situación es poco alentadora y, precisamente por eso, hay que razonar de manera distinta;  explorando las vías que ayudarán al sistema inmunitario, abordando el problema desde el origen.

La cuestión de fondo: recuperar el correcto equilibrio del sistema inmunitario

Podríamos impartirte un curso sobre el sistema inmunitario (inmunidad innata, inmunidad adquirida), pero este tema es tan complejo que, ¡unas pocas frases no bastarían para explicártelo claramente!

Concentrémonos por lo tanto en la respuesta inmunitaria de nuestro organismo, cuya misión consiste en dar la alarma, movilizar a los  “combatientes” e identificar el agente extraño (Antígeno). Éste se verá en aprietos puesto que le toman por asalto. Se producirá una reacción en cadena: los glóbulos blancos se multiplicarán así como los linfocitos Th2 y los linfocitos B. Estos últimos, liberarán anticuerpos (inmunoglobulinas E o IgE) que combatirán al intruso y lo eliminarán.

En las personas alérgicas, el sistema inmunológico está “confundido”. En el primer cara a cara, no se produce ninguna reacción visible desde el exterior (fase de sensibilización). En todo el proceso, es en el segundo encuentro que las cosas se ponen feas. Los IgE capturan correctamente el alérgeno, pero las células a las que los anticuerpos estaban fijados van a empezar a liberar un gran número de sustancias proinflamatorias (histamina, leucotrienos…) responsables de la crisis alérgica. Se habla entonces de desequilibrio entre Th1/Th2 y habrá que conseguir modular la vía Th2 para restablecer el equilibrio.

 ¿Cómo restaurar tu respuesta inmunitaria?

La buena noticia es que se puede intervenir a nivel inmunitario mediante la acción combinada de los fermentos lácticos y de algunas plantas. Los fermentos lácticos que se encuentran en nuestra microbiota intestinal son objeto desde hace más de una década de muchas investigaciones universitarias y estudios clínicos, que se basan en su impacto positivo en el sistema inmunitario.

En este sentido, te aconsejamos Probiovance® AL, un complemento alimentario a base de fermentos lácticos, minerales, vitaminas y extractos de plantas.  Una de las acciones de los fermentos lácticos sobre la inmunidad es la regulación Th1-Th2 para restaurar el correcto equilibrio (las tres cepas han sido seleccionadas precisamente por sus acciones específicas en los fenómenos alérgicos o inflamatorios). Los extractos de plantas, que contienen potentes antioxidantes, intervienen frenando la vía Th2, limitando las tasas de IgE y bloqueando  la liberación de histamina.

Asimismo, la formulación de Probiovance® AL incluye un aporte extra de vitaminas C y D, que contribuyen al buen funcionamiento del sistema inmunitario.

Disfrutar de la primavera

¡Los milagros no existen! Para conseguir una disminución de los síntomas relacionados con las alergias, hay que ser tenaz y tomar medidas de refuerzo con los fermentos lácticos adecuados, junto con los extractos de plantas idóneos, ¡durante al menos un año! Pero poder respirar a pleno pulmón el embriagador perfume de las primeras flores de temporada debería ser motivación suficiente, ¿no?

Compártelo con tus amigos
  • gplus
  • pinterest

Deja tu comentario

Los comentarios en este blog están moderados. No aparecerán publicados hasta no ser revisados por un administrador.